Albano Cruz
- Naikodemus -
> últ.ent.//
@ breves.// 2020-08-31.//
> ent.tot.// 196.//
tag list //
atom feed //
humans.txt //
v.2.0.1//
* * *
--
08 jul 2017
//.palabras: 279 - menos de 1 min
//.tags:

* * *

El gremio y la muerte

Llegados ciertos años de gremio, todos tenemos compañeros fallecidos. Por cosas como las de la noche del 7 de julio del 2017. Caídas, golpes, electrocuciones, accidentes de transporte… Dedicarse al espectáculo tiene un componente de riesgo. Que pertenece a lo invisible de la profesión.

Nadie va a un espectáculo de sonrisas para darse de bruces con lo que hay detrás. La de compañeros/as que han salido a escena con un familiar recién fallecido. O con dolores de huesos rotos. O embarazadas hasta el último momento. Han salido a escena con tan solo un mundo humano que les sucede.

Pero a diferencia del bombero, del soldado, del reportero, el riesgo del artista pertenece al tabú. Y a la inercia de lo no remunerado.

Un hombre va al médico. Le cuenta que está deprimido. Le dice que la vida le parece dura y cruel. Dice que se siente muy solo en este mundo lleno de amenazas donde lo que nos espera es vago e incierto. El doctor le responde

— El tratamiento es sencillo, el gran payaso Pagliacci se encuentra esta noche en la ciudad, vaya a verlo, eso lo animará

El hombre se echa a llorar y dice

— Pero, doctor… yo soy Pagliacci1.

El “chou”, como lo llamaba mi abuela, ha de continuar. El público acude a tener una vida mejor. Y eso no incluye algo tan mundano como la muerte. Los entierros del gremio son siempre masa madre de soledad.

Te celebramos. Que la tierra te sea leve.

* * *

1 El chiste de Pagliacci pertenece a la novela gráfica Watchmen de Alan Moore.

//.eof